Reseña del libro «Eva», de Arturo Pérez- Reverte.

A veces a Arturo Pérez- Reverte se le ve el plumero. Está muy claro cuando al autor le gustaría ponerse en la piel del protagonista que describe y cuando no. Probablemente, en toda la serie de Falcó al autor le gustaría ser su personaje, algo que no siempre ocurre al escribir un libro. Esta característica probablemente no sea muy deseable en un escritor, sobre todo, si se nota mucho. No obstante, es fácil perdonar al autor. ¿El motivo? Que cualquiera que lea el libro deseará ser también Falcó. Hay que ser muy bueno para conseguir ambos efectos: detestar la predictibilidad del libro con querer leerlo del tirón.

Se agradece también la clásica ambivalencia del autor al tratar temas de la guerra civil y, probablemente, en esta ocasión sea un acierto llevarse la trama fuera de España, aunque cerca.

«Eva» humaniza algo más la trilogía de Falcó, a quien en el primer libro todo parecía salirle bien a la primera. Ahora, le cuesta más intentos y, a veces, ni siquiera le sale. Un pero tal vez es que, perfectamente esta vez la novela podría a ver sido contada desde la visión de Eva, quien aparece y desaparece constantemente ocupando el lugar principal de la historia que, sin embargo, siempre discurre en paralelo a la visión de Falcó. Un personaje, por el que por algún motivo Pérez- Reverte parece sentir un cariño especial, al suavizar las características más deleznables de un ser humano, hasta el punto de que el lector será capaz de perdonarle todas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s